La pulsera Xiaomi Mi Band 3 es la última versión de las ya populares cuantificadoras de Xiaomi. En esta ocasión han decidido añadir algunas innovaciones que resultan muy interesantes para el día a día. Entre las más destacadas está el tamaño de la pantalla que ha aumentado de forma significativa respecto a los modelos anteriores, por lo que resulta un poco más grande en la muñeca. No obstante, esto no supone ninguna incomodidad, es más, en mi opinión era algo deseable, pues ahora disponemos de un panel OLED de 0.78 pulgadas 120×80 píxeles que es 100% táctil de arriba a abajo, lo que ha permitido a la marca china incorporar una interface completamente diferente a la de sus predecesoras. En esta ocasión nos moveremos por los menús deslizando los dedos de arriba a abajo y de derecha a izquierda o viceversa. Son extraordinariamente intuitivos y crean una experiencia de usuario satisfactoria e incluso futurista. Cuenta con una serie de aplicaciones dentro del dispositivo que nos permiten consultar la fecha y hora, contabilizar los pasos diarios, ver la previsión del tiempo, cronometrar, leer las notificaciones que llegan a tu teléfono, etc. Todo desde la misma pulsera. Para algunas cuestiones como las notificaciones es necesario programar previamente desde la aplicación MiFit de Xiaomi qué tipo de alertas queremos recibir. Podemos también recibir llamadas de teléfono e incluso rechazarlas desde la propia pulsera al igual que ocurría en la versión anterior.

Características:

  • Pantalla táctil OLED de 0.78 pulgadas 120×80 píxeles
  • Batería: 110 mAh
  • Acelerómetro, pulsómetro, contador de calorías, contador de pasos…
  • Impermeabilidad hasta 50 metros
  • Pulsera intercambiable
  • Bluetooth 4.2 y NFC (versión diferenciada)

Entre sus cualidades más destacables se encuentra su batería, que como en otras versiones parece inagotable. Con un uso normal la duración de la batería es de unos 20 días, algo que para muchas otras pulseras resulta simplemente imposible. Otra funcionalidad destacable es su resistencia al agua que según el fabricante ha mejorado respecto al modelo anterior, pues han mejorado el algoritmo para poder contabilizar el rendimiento en deportes acuáticos. Además de todo esto permite la posibilidad de configurar desbloqueo sin contraseña, tan solo con estar con la pulsera cerca de del smartphone y conectada por Bluetooth.

Desde mi experiencia personal tengo que reconocer que me ha sorprendido y que resulta una brillante opción a escoger en el caso de querer un dispositivo muy completo a un precio muy ajustado.

Si tenéis más curiosidad en nuestra tienda tenemos esta pulsera, pulsa el enlace.